931 936 030
Servicio oficial de
  • Más de 45 años de Casos de Éxito
  • Nota media de 9,5 de satisfacción cliente
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Placas solares para agua caliente: todo lo que necesitas saber

Es de sobra conocido que la instalación de paneles fotovoltaicos ofrece muchos beneficios para los usuarios. Entre ellos, la transformación de energía solar en térmica que permita el uso de las placas solares para producir agua caliente. Gracias a ello, es posible cubrir un alto porcentaje de las necesidades de agua sanitaria caliente en el hogar.

En función de los requerimientos de las viviendas, se puede realizar una instalación de placas solares fotovoltaicas para alimentar la caldera eléctrica, o bien, instalar paneles solares térmicos que favorezcan el calentamiento del agua de forma directa.

Placas solares para calentar agua: ¿qué necesitas saber?

Instalar placas solares para agua caliente será sin duda una buena decisión. En términos de eficiencia energética son una opción que garantiza un gran ahorro energético y económico. Además, gracias al consumo de energía de origen renovable se reduce la emisión de gases contaminantes y se ayuda a preservar el medio ambiente.

Para conocer cuántas placas solares para agua caliente son necesarias, primero debemos tener claro cuál es la potencia de la bomba. Evidentemente, a mayor potencia de la bomba, mayor número de paneles deberemos emplear. Sin embargo, es necesario señalar que esta instalación es compleja y precisa del asesoramiento de un profesional que realice un estudio previo a la instalación.

Por otro lado, deberíamos conocer una serie de elementos que intervienen de forma clave para garantizar el correcto servicio de agua caliente sanitaria en la instalación.

Asimismo, es importante indicar que, gracias a la instalación de placas solares para instalaciones térmicas también es posible disfrutar del servicio de calefacción.

Para optimizar la eficiencia energética de la instalación es importante escalar la potencia de los sistemas en función de las necesidades y el tamaño de la vivienda. El uso de suelo radiante es especialmente interesante en este tipo de propuestas, ya que permite calefactar las estancias de manera más eficiente.

Finalmente, debemos hacer hincapié en el tamaño del depósito, que también variará en función del tamaño y necesidades de la vivienda.

La instalación de placas solares para agua caliente debe ser realizada por profesionales acreditados que cumplan con el reglamento vigente. De esta forma podremos asegurarnos del cumplimiento de todas las normativas legales vigentes que regulan la instalación de estos elementos.

En definitiva, las placas solares son una excelente alternativa para garantizar el agua sanitaria caliente en una vivienda. El uso de una fuente de energía limpia, renovable e ilimitada como la solar ofrece un gran número de beneficios a todos sus usuarios.

Compartir: