931 936 030
Debido a esta situación excepcional, todas las empresas de Grup mh hemos adaptado nuestra actividad para seguir ofreciendo el mejor servicio, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para garantizar la seguridad de nuestros Clientes y trabajadores.
Servicio oficial de
  • Más de 40 años de Casos de Éxito
  • Nota media de 9,5 de satisfacción cliente
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Qué es la energía verde

El desarrollo de una civilización ha sido íntimamente ligado a la capacidad que tiene para generar energía. Si a esto le unimos la necesidad de cuidar nuestro planeta, la combinación perfecta es la energía verde. Sostenibilidad y continuidad son sus especiales cualidades. Por ello, en poco tiempo será la más empleada por todos los países del mundo.

Qué es la energía verde

La energía verde es aquella que se produce a través de los recursos infinitos de nuestro planeta provenientes de fuentes respetuosas con el medio ambiente y no contaminantes.

Es habitual emplear el mismo término en lo que concierne a energía verde y energía renovable. Y es que es un tema en el que hay muchas discrepancias por parte de los expertos en la materia. Lo que no cabe ninguna duda es que consumir energía verde es consumir energía renovable, mientras que lo contrario, es un tema de discusión al que todavía no se ha llegado a ningún acuerdo.

La importancia de las renovables en nuestro país es un hecho patente, ya que del total de la energía generada en 2019, el 36,8 % corresponden a las energías renovables.

Tipos de energía verde

A efectos de este artículo consideraremos que los términos “verde” y “renovable” son equivalentes, y por lo tanto son las energías obtenidas a partir de recursos infinitos naturales. De acuerdo a este principio, pueden distinguirse los siguientes tipos de energías verdes:

  • Solar: a través de paneles fotovoltaicos se recoge la radiación solar y se transforma en eléctrica o térmica.
  • Eólica: se obtiene gracias a la fuerza del viento en forma de energía cinética para poder transformarse en otros tipos de energía posteriormente.
  • Hidráulica: obtenida a través de turbinas eléctricas que mueven generadores eléctricos gracias a la potencia que se produce en los saltos de agua.
  • Biomasa: se obtiene a través de materia orgánica como plantas, maderas, algas cultivadas o restos de animales muertos. La energía se genera mediante combustión, pirolisis, fermentación o gasificación de estas sustancias.
  • Mareomotriz: gracias a las mareas, se transforma con alternadores la energía de las olas en energía eléctrica.
  • Geotérmica: obtenidas aprovechando el calor interno de la Tierra.

Cuáles son las ventajas de consumir este tipo de energía

La principal ventaja que tienen los distintos tipos de energía verde es el poco daño al medioambiente que causan, ya que no emiten gases contaminantes ni de efecto invernadero. Por eso, también se las puede denominar energías ecológicas. Pero además, conllevan otro tipo de ventajas como:

  • Son fuentes inagotables de energía: provienen de recursos naturales infinitos, estando disponibles permanentemente.
  • Se producen autónomamente: al ser provistas por los recursos naturales del planeta, pueden producirse localmente, impidiendo una dependencia del exterior.
  • Son fáciles de desmantelar: no emiten residuos, como la energía nuclear, por lo que no necesitan un tratamiento cuando se finaliza una explotación.
  • Crean más puestos de trabajo: se calcula que el sector de las renovables crea 5 veces más puestos de trabajo que las convencionales.

La energía verde está cobrando un especial interés por parte de los Gobiernos debido a las numerosas ventajas que aportan y, sobre todo, por la creciente preocupación por mantener nuestro medioambiente cuidado. Y es que cuidando nuestro planeta, se contribuye a la continuidad de sus recursos naturales. Es el quid pro quo perfecto.

Compartir: