Servicio oficial de
  • Más de 45 años de Casos de Éxito
  • Nota media de 9,5 de satisfacción cliente
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

¿Qué es un regulador solar PWM?

Todo usuario de una instalación de autoconsumo solar con acumulación de energía conoce la gran importancia que tienen las baterías. Estas tienen un funcionamiento eficaz y una larga vida útil gracias a un pequeño dispositivo que las conecta con las placas solares: un regulador PWM. En mh ECONFORTA, pensamos que es importante saber qué son exactamente y cuándo deben ser utilizados.

¿Qué son los reguladores solares PWM?

Un regulador PWM es un dispositivo que utiliza el mismo voltaje de la batería para facilitar su carga y descarga. Actúa como una especie de interruptor entre las placas solares y las baterías de una instalación de autoconsumo solar.

El funcionamiento de un regulador solar PWM es bastante simple y está basado en diodos. En una instalación de placas solares, estas se encuentran conectadas a la batería y el controlador PWM actúa como un interruptor que se abre y se cierra en función de la tensión que tenga el acumulador. De esta forma, cuando las baterías se encuentran cargadas, el interruptor se cierra, en caso contrario se encontrará abierto.

Pero ¿qué es PWM? Son las siglas de Pulse-Width Modulation o traducido a nuestro idioma: modulación por ancho de pulsos. Un regulador de este tipo tiene un máximo de 60 A de intensidad eléctrica y obliga a las placas solares a trabajar con la misma tensión que tiene la batería. Si los módulos solares trabajan a 16 V y el acumulador a 12 V, esta será la tensión de la carga, por lo que la restante (4 V) será desechada. Esto implica que no toda la energía que se genera se almacena.

¿Para qué sirve un regulador solar PWM?

Un regulador de carga PWM es un dispositivo fundamental en aquellas instalaciones de autoconsumo solar donde existe la posibilidad de almacenar la energía en unos acumuladores. Su función principal es controlar que la batería se vaya llenando y, al mismo tiempo, la de regular su intensidad de carga.

Los reguladores solares PWM tienen una tecnología muy avanzada que permite su adaptación a las necesidades de una batería, aunque también pueden regularse manualmente en función de diferentes parámetros. Estos dispositivos cumplen 3 funciones:

  • Evita una descarga nocturna de las baterías.
  • Protege las baterías ante sobredescargas profundas.
  • Protege los acumuladores ante sobretensiones.
Todo lo anterior se resume en un aumento en la vida útil de las baterías.

Claves para elegir el regulador solar

En el mercado, podemos encontrarnos dos tipos diferentes de reguladores; los PWM y los MPPT. En ambos, la energía que sale de ellos es la misma que la que entra, pero en los PWM la corriente y la tensión pueden ser diferentes a un lado y al otro. 

Si hemos entendido qué significa PWM, es fácil comprender que este tipo de reguladores pueden afectar al rendimiento de los paneles solares en el sentido de que no toda la energía generada se almacena en las baterías, ya que hay un porcentaje que se pierde (en algunos casos entre un 25 y un 30 %).

A pesar de la diferencia considerable de precio que hay entre el PWM y el MPPT (es mucho más barato el primero), un regulador PWM es el indicado en las instalaciones fotovoltaicas pequeñas, donde no se producen muchas variaciones en su voltaje. En aquellas más extensas y complejas, el MPPT será la mejor elección y la que permitirá conseguir una amortización más rápida del sistema.

Compartir:

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades

Incidente Protección de Datos
+INFO

Ayudas al autoconsumo fotovoltaico en Catalunya