931 936 030
Servicio oficial de
  • Más de 45 años de Casos de Éxito
  • Nota media de 9,5 de satisfacción cliente
  • Más de 100 gestores y técnicos en plantilla

Tipos de almacenamiento de energía: cómo funcionan

Sin lugar a dudas, almacenar energía de forma eficiente ofrece muchas garantías de cara a la optimización. Actualmente, hay diferentes tipos de almacenamiento de energía que favorecen la transición y el cambio hacia un sistema eléctrico menos carbonizado.

Hoy por hoy, las energías fósiles están dando paso a las renovables gracias a las nuevas tecnologías. De hecho, los sistemas solares fotovoltaicos, entre otros, contribuyen a preservar el medioambiente y al ahorro energético y económico. En este sentido, una mejora en el almacenamiento es clave para aprovechar al máximo los vatios verdes.

Qué es el almacenamiento de energía

Uno de los grandes retos del sector energético pasa por el desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía sostenible para el uso industrial y doméstico. El objetivo es reducir los vertidos indeseados cuando hay bajo consumo. Se puede decir que estos sistemas de almacenaje cumplen un papel muy importante en las energías renovables. Su objetivo es conservar y liberar la energía siempre que sea necesario. Durante las horas diurnas, el panel recibe la radiación solar y la convierte en electricidad para suministrar a la instalación. En definitiva, la acumulación de energía eléctrica sirve para explicar la relevancia que tiene el excedente de producción para un consumo posterior. Sabemos la importancia que tiene la electricidad en nuestra sociedad, por lo tanto, la eficiencia parte en buscar soluciones como el almacenamiento.

Tipos de almacenamiento de energía y su funcionamiento

El almacenamiento de energía se caracteriza por usar métodos que ayuden a conservarla para usarla cuando realmente se necesita. Esta actividad ha existido desde la historia de la humanidad, sin embargo, se ha convertido en un aspecto fundamental en el desarrollo de la economía, a raíz de la introducción de la electricidad y el uso de combustibles químicos o energías renovables. Pero, para ahondar más en los nuevos sistemas de almacenamiento de energía, podemos atender a esta clasificación:
  • Sistemas de almacenamiento par el usuario final (kW). Este es el método más utilizado en los dispositivos tecnológicos como smartphones, portátiles o baterías externas.
  • Sistemas de almacenamiento energético en redes (MW). Aquí podemos encontrar el grupo de baterías, condensadores, pilas o superconductores.
  • Sistemas de almacenamiento a gran escala (GW). Nos referimos a las baterías, superconductores y volantes de inercia.
Por lo tanto, hay diferentes formas de acumular energía en función de las tecnologías de almacenamiento. En este listado, te ofrecemos cuáles son estas.
  1. Baterías de Litio. Este es el método más utilizado para los dispositivos tecnológicos que usamos a diario.
  2. Hidrógeno. Esta alternativa se produce mediante un proceso llamado electrólisis, que utiliza el agua y la electricidad como materias primas.
  3. Acumulación por bombeo. Esta tecnología se usa principalmente en las centrales hidroeléctricas para bombear agua a los embalses.
  4. Aire comprimido. Si hubiera un excedente de producción, siempre se podría desviar el sobrante a través de una caverna subterránea, un acuífero o una mina.
  5. Almacenamiento térmico. Esta técnica permite acumular el calor a través del bombeo de aire frío y caliente.
  6. Supercondensadores. Estos dispositivos pueden almacenar grandes cantidades de energía y generala de manera instantánea.
  7. Volantes de inercia. Nos referimos al almacenamiento de la energía cinética cuando se aplica una resistencia a un disco metálico giratorio.
En definitiva, estas tecnologías de almacenamiento de energía favorecen la evolución de las energías renovables. Por lo tanto, los diferentes tipos de almacenamiento de energía son claves para la independencia energética, el ahorro en la factura de la electricidad y el cuidado del planeta. Si le ha servido este artículo y deseas que nos encarguemos de la gestión de la energía en su hogar, puede contactar con nosotros aquí.
Compartir: